Continuando con la retrospectiva a FiSahara 2005, hoy queríamos rendir un merecido homenaje a nuestro querido Jordi Abusada. Jordi falleció en enero de 2017 en un accidente de avioneta en Toledo. No sólo nos regaló su trabajo en multitud de documentales (Chiapas: hablan los rebeldes; La Espalda del Mundo o La Guerrilla de la Memoria, entre otros) o sus trabajos junto a Fernando León de Araona en Los Lunes al Sol o Princesas, sino que también nos regaló aquel primer taller de realización de documentales que impartió en FiSahara en 2005 (imagen superior, rondando en exteriores); el primero de muchos que él y otros han ido desarrollando en ediciones posteriores.

Taller de Sonido con José Nieto (Carmen Rodríguez)

Jordi era director de fotografía, documentalista y cámara, pero también era un pedazo de pan, un ser extraordinariamente solidario y comprometido que no dudó en arrancar lo que se convertiría en uno de los grandes atractivos de FiSahara: los talleres de formación a la población saharaui. Así era este “mago de la luz”, como lo describía su ‘hermano’ Javier Corcuera.

Taller de Montaje con Martín Eller (Carmen Rodríguez)

El objetivo era claro: dotar a lxs saharauis de las herramientas necesarias para que fueran ellxs mismxs quienes contaran su propia historia, en lugar de que la contaran terceros. Entonces, el ganador de la camella blanca, el realizador senegalés Moussa Sene, afirmaba quela riqueza de los pueblos está en sus historias y en la manera de estructurar sus relatos. El cine pertenecerá a un pueblo en la medida en que respete sus propias formas de expresión”.

En aquella segunda edición de FiSahara, se desarrollarían también los talleres de Historia y Teoría del Cine Documental, Sonido, Cine para Niños y Animación para Niños; impartidos por profesionales de la talla de José Nieto o Martín Eller.

FiSahara_DiarioAvisos_2005

 

Aquellos primeros talleres, encuadrados dentro de la iniciativa “Cine por el Pueblo Saharaui” y los que se irían sucediendo con el paso de los años, serían el germen de la Escuela de Formación Audiovisual Abidin Kaid Saleh. El periodista Carlos Fuentes del Diario de Avisos recogía las palabras del director del festival, Javier Corcuera: “Lo que hemos intentado este año es dejar algo útil para los refugiados. Para ello, hemos optado por crear una pequeña escuela de cine, con medios técnicos y cursos prácticos, para que en el futuro sean los propios refugiados saharauis los que puedan desarrollar sus producciones cinematográficas.