Si el otro día era Gerardo Olivares el que nos contaba ‘su FiSahara’, hoy cerramos la retrospectiva de la edición de 2011 con el modo que lo vivió Carlos Bardem, que en esta VIII edición anunciaría la donación de 10.000 euros por parte de su hermano Javier a la Escuela de Formación Audiovisual  (EFA) Abidin Kaid Saleh.

“Hola desde Dajla, desde la octava edición del FiSahara. Es mi tercera vez y siempre es lo mismo. Llegas y te encuentras con una gente que no teniendo nada te da todo, vives con ellos, les escuchas y les admiras. Les amas. ¡Te dan tantas cosas! Te enseñan como con valor y determinación, pese a que el mundo te haya olvidado y todos los gobiernos envueltos como causantes y/o cómplices en su tragedia, en la traición que les dejó sin tierra y sin futuro, condenados a vivir en una nada ardiente, pese a todo puedes conservar la dignidad.

Este año solo hay una novedad inquietante, la palabra guerra está en boca de todxs. Tras 35 años de abandono y olvido están hartxs. Es terrible oír eso y entenderlo. Y lo demás pierde relieve.

Estamos aquí para traerles cámaras y micrófonos, para poner de manifiesto su problema, siquiera por unos días. Vienes a traer eso y un poco de cine, de ilusión. Cuando te vas te sientes casi un ladrón. Todxs nos llevamos mucho más de lo que traemos…