El gran punto de encuentro de los Derechos Humanos (DDHH) en que FiSahara se convirtió durante su X edición en 2013 se tradujo en la participación de decenas de activistas que, como tales, estaban ávidxs de hacer cosas. Y vaya sí las hicieron, porque los talleres de formación, que siempre habían ocupado un lugar de excepción en el festival, recibieron la aportación de muchxs de estxs activistas. Un lujo.

Chicas y mujeres saharauis asistiendo a uno de los talleres (Josephine Douet)

Contábamos ayer, sin ir más lejos, la acción llevada a cabo por Martha Adams, la productora ejecutiva de Girl Rising, con motivo del Día Internacional de la Niña, pero no fue la única. Mohamed, palestino doblemente desplazado del campamento de Yamouk (Siria), brilló con luz propia con su taller  Zaytoun: El pequeño refugiadx, a través de la creación de un videojuego interactivo sobre el conflicto y el desplazamiento, al que se incorporaría un personaje saharaui realizado por lxs niñxs saharauis.

El atleta Salah Amaidan y el activista Zaytoun junto a un niño saharaui (Josephine Douet)

Su colectivo Zaytoun, reúne hasta ocho nacionalidades diferentes trabajando en el activismo audiovisual, es un ejemplo de cómo la solidaridad entre pueblos alcanza metas maravillosas. “Hacemos crítica constructiva sobre qué es lo que falla en esa convivencia, qué es lo que no funciona y cómo deberíamos resolverlo. Porque es una oportunidad magnífica de conocer gente de otros pueblos y otras culturas”, explicaba para El Mundo. El colectivo Zaytoun dedica buena parte de su tiempo a impartir talleres audiovisuales por toda África, con una clara apuesta por lxs niñxs, “capaces de mirar el mundo con ojos diferentes, con una óptica nueva”.

Asimismo, bajo el título El cine y el activismo a favor de los derechos humanos en África y Oriente Medio: Proyectos multimedia y multiplataforma, se realizó el primer taller de videoactivismo y DDHH que FiSahara dirigiría al colectivo de videoactivistas del Sáhara ocupado. Acudieron 10 activistas de las zonas ocupadas del Sáhara Occidental, y fue formado por un elenco formativo único, que contó con el cineasta marroquí Nadir Bouhmouch, la directora brasileña de origen coreano Iara Lee (fundadora de la red Culturas de Resistencia), el director israelí Guy Davidi (5 cámara rotas), la editora y diseñadora gráfica egipcia Salma Shamel (miembro del colectivo Mosireen) y la abogada zimbabuense Maureen Sibanda Shonge (miembro de la organización WITNESS). Juntxs abordarían cómo utilizar las herramientas audiovisuales para documentar, informar y denunciar sobre las violaciones de los DDHH.

Como en ediciones anteriores, nuestrxs amigxs canarixs de Gran Angular impartirían su taller de cortos para niñas y niños e, incluso, el periodista de RNE3, Javier Tolentino impartiría uno de producción de radio, convirtiendo a su alumnado en los productores y presentadores de alguno de los programas emitidos desde el campamento de refugiadxs de Dajla.

El equipo de Patria Dividida al recoger el premio de FiSahara (Josephine Douet)

Aquel torbellino fue una de las muchas alegrías que nos trajo la X edición de FiSahara. Otra fue el segundo premio del festival para Patria Dividida, producción 100% saharaui directamente salida de la Escuela de Formación Audiovisual Abidin Kaid Saleh. Brahim Chagaf dirigiría e interpretaría la cinta, dando sentido a todo el esfuerzo colectivo que había detrás del proyecto. La película narra la historia de un chico que debe huir de El Aaiún ocupado por la represión y llega a los campamentos de refugiadxs de Argelia. Allí conocerá el amor, la traición y seguirá con su compromiso con la causa.

Aquel fue un largometraje histórico que con un presupuesto de apenas 100 euros, para cubrir el desplazamiento de los actores y actrices que no eran de la escuela, y ofrecer bocadillos algún día, fue enteramente saharaui: desde la idea hasta sacar los DVD, a  todxs lxs actores y actrices, equipo técnico y de producción… Y, ¿saben qué? Brahim continuó haciendo cine y hoy es docente en esa Escuela de Cine. ¿Merece o no merece la pena el esfuerzo de tantísimas personas que hicieron posible ese sueño?