P1020652

Escuela de Formación Audiovisual Abidin Kaid Saleh

encabezado_web_escuela[/fusion_builder_column][fusion_builder_column row_column_index=

El cine es un medio muy poderoso para contar historias, educar y sensibilizar sobre temas importantes. Para las personas refugiadas en los campamentos saharauis, la capacidad para  hacer películas que hablen de sus vidas y de los desafíos a los que se enfrentan es una  experiencia que empodera, una oportunidad para contar sus historias con sus propias palabras.

La Escuela de Formación Audiovisual Abidin Kaid Saleh abrió sus puertas en 2011 con una misión principal: capacitar a jóvenes refugiadxs saharauis en la producción de cine y video para que puedan retratar sus vidas, abordar problemas críticos y empoderar a sus comunidades. Estxs jóvenes se han convertido en la primera generación de cineastas saharauis.

La escuela fue construida en 2010 tras haberse  identificado la necesidad entre la juventud  saharaui de formación audiovisual académica y contó con el apoyo de cineastas españoles. Ésta se encuentra situada en el campamento de Bojador y ofrece alojamiento y manutención  para que alumnado de cualquiera de  los campamentos pueda asistir durante todo el año.

En los dos primeros años, las mujeres saharauis conformaban alrededor del 85% del equipo estudiantil de la escuela. Esta composición refleja el papel clave de las mujeres en la sociedad saharaui: las mujeres y las niñas construyeron los campamentos y siguen desempeñando un papel fundamental en la vida del Sahara Occidental, ocupando posiciones de liderazgo en la política, la salud, la educación y la cultura saharauis.

Objetivos de la Escuela

Lxs jóvenes saharauis tienen pocas oportunidades de empleo en los campamentos de población refugiada. Hay quien estudia bachillerato y consigue acceder a la universidad en el extranjero, y cuando regresan se encuentran con una vida de desempleo o subempleo.

El cine ha dado un propósito a mi vida. A través del cine puedo enviar un mensaje al mundo de que existimos. Mohamed Ahmed Habeim, estudiante de la escuela de cine

La escuela ofrece a estos jóvenes formación y habilidades audiovisuales que les permiten crear potentes herramientas de comunicación para mejorar sus vidas y sus comunidades y crear conciencia internacional sobre su situación. Las habilidades aprendidas les ayudan a encontrar empleo en las cadenas de televisión y radio de los campamentos. Lxs estudiantes también pueden participar en proyectos cinematográficos que se graban en los campamentos y están empezando a hacer sus propias películas, dando lugar a una cinematografía que es exclusivamente saharaui.

Muchxs estudiantes utilizan experiencias de primera mano y retratos autobiográficos para abordar asuntos tales como:

  • Historia oral y tradición cultural saharaui
  • Desafíos sociales, económicos y culturales de una vida en el refugio
  • Cuestiones de identidad (género, generacional, cultural, etc.)
  • Igualdad de género
  • Cuestiones relacionadas con la salud y la educación
  • Su situación de derechos humanos como personas refugiadas, y la situación de sus familiares en el Sáhara Occidental ocupado

Metodología

La escuela ofrece un programa bianual. El cuerpo docente lo componen lxs antiguos alumnxs que tras terminar sus estudios, fueron becadxs por diferentes centros audiovisuales de ámbito internacional, y que una vez finalizada su formación, regresaron como profesorxs a la escuela que les vio nacer como cineastas. También tienen el apoyo de  instructorxs internacionales de cine que visitan la escuela para enseñar diversos módulos de cine. Incluyen directorxs, guionistas, especialistas en fotografía, sonido, edición, iluminación, etc.

El pueblo saharaui está sediento por  contar sus historias y el cine es como el agua para ellos. David Riker, director The Girl, guionista Dirty Wars (EE.UU.)

El plan de estudios presenta al alumnado una amplia variedad de medios y herramientas de cine y proporciona capacitación práctica en cada una de las especialidades. Lxs alumnxs realizan varios cortometrajes a lo largo del año.

  • Se introduce a lxs estudiantes en las herramientas audiovisuales y aprenden a usarlas para contar sus historias.
  • Lxs instructorxs conducen al alumnado a través de todo el proceso de filmación: desde la investigación y la escritura de guiones hasta la postproducción.
  • Lxs estudiantes tienen la oportunidad de mostrar sus películas a la comunidad y más allá, incluyendo proyecciones en FiSahara.
  • Lxs graduadxs de la escuela desarrollan habilidades que les permiten trabajar en las cadenas de radio y televisión saharauis, en la escuela de cine como asistentes de enseñanza o en una amplia gama de proyectos cinematográficos que tienen lugar en los campamentos.
  • Algunxs estudiantes pueden acceder a becas para continuar sus estudios cinematográficos en el extranjero, incluyendo la escuela de cine San Antonio de los Baños en Cuba y El Instituto de Cine de Madrid.

Para más información www.escueladecinedelsahara.org